lunes, 18 de febrero de 2019

Entre la Huelga General en Venezuela y el Asesinato de Juan Guaidó


Dicen que el 23 de febrero entrará Sí o Sí la ayuda humanitaria a Venezuela. Lo ha dicho Juan Guaidó. Y ciertamente mucho se ha hablado de Venezuela y yo preferí callar hasta ver, y no he visto casi nada. No quiero ser pesimista, solo pretendo ser objetivo.
Viví en Cuba durante 37 años y sé como nadie hasta dónde llegan los tentáculos comunistas en una sociedad donde el totalitarismo es la única opción.

Venezuela ya es Cuba y no puede tratarse al régimen de Nicolás Maduro como si se tratase de un dictador cualquiera, porque estamos frente a un criminal dispuesto a inmolarse por mandato expreso de sus socios de la Habana.
Los militares en Venezuela no tienen otra opción que seguir ciegamente las órdenes de la inteligencia cubana, que controla cada uno de sus movimientos. Realmente me parece extremadamente ingenuo ese llamado constante que hace Guaidó a las FANB.
Quienes sí no pecan de ingenuos son los estados miembros de la Unión Europea, la mayoría de ellos han sido cómplices del Estado Criminal presidido por Maduro. A pesar de los reiterados llamados de Mike Pence porque reconozcan plenamente a Juan Guaidó como Presidente Interino, continúan en el juego que han llamado “Grupo de Contacto”, una parodia de diálogo con quienes no tienen ya nada que hablar.
Hay muchas expectativas por lo que va a ocurrir el 23 de febrero, les resumiré lo que van a ver:
-          Las Fuerzas Armadas y las milicias de Maduro reprimirán como nunca a los opositores y voluntarios apostados en la frontera de Cúcuta.
-          La oposición venezolana seguirá con los lamentos de siempre.
-          Estados Unidos no va a intervenir militarmente, a pesar de que todo razonamiento lógico fuerza la idea de una participación que vaya más allá de la mera transportación de alimentos y medicinas.
-          Seguirán los intentos de diálogo para dar más oxígeno al estado criminal de Nicolás Maduro.
-          Arresto o asesinato de Juan Guaidó.
Sé que el cuadro es dantesco, pero no habrá otro espejo en el que mirarse hasta que los venezolanos comprendan que sólo con sangre y fuego podrán quitarse esa pesadilla comunista que les niega el ejercicio de sus derechos más fundamentales. Sólo con la realización de una Huelga General y una gran marcha hacia el Palacio de Miraflores podrá honrarse la memoria de Óscar Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario