martes, 1 de enero de 2019

La Expulsión de los Fiscales Payasos del Perú y el Golpe de Estado que se avecina


Quién ha dicho que la lucha contra la corrupción tiene nombres y apellidos? Cuándo se ha visto que un fiscal serio se dedique a dar declaraciones a la prensa tal si fuese una estrella de televisión? Desde cuándo es permisible en cualquier Ministerio Fiscal que los funcionarios de provincia se insubordinen y oculten información al Fiscal General de la Nación? Eso sólo es posible cuando estamos a las puertas de un golpe de Estado, ante la intención de robarse las instituciones. 
Y es lo que ocurre ahora mismo en el Perú. Desde hace meses el dictador Martín Vizcarra dice encabezar la lucha contra la corrupción, con el único propósito de lanzar una cortina de humo que desvíe la atención sobre el escándalo del "Caso Chinchero" en el cual esta seriamente comprometido. Recordemos que Vizcarra es "presidente" por defecto, ya que era el Vice presidente del corrupto PPK que se vio obligado a renunciar a inicios del 2018. 

Vizcarra formaba parte de la misma corruptela que envolvía a PPK, sólo que ahora como Presidente, al no tener una bancada en el Congreso que le siga, se ha propuesto disolver el Congreso interponiendo una y otra vez "cuestiones de confianza" para imponer su agenda.
Es una pena que el pueblo del Perú no aprenda las lecciones de la historia y apueste por el "salvador" que nada hace por el bienestar de los miles de niños que padecen anemia, el "salvador" que no prioriza los mayores problemas que aquejan al país como la inseguridad ciudadana. 
Medios tan corruptos como Vizcarra han instalado la opinión de que el partido Fuerza Popular es el culpable de la corrupción y que su lideresa Keiko Fujimori es la cabeza de una organización criminal. Nunca escuché algo tan absurdo: un partido político acusado de ser una organización criminal . Y así palidece en una cárcel la mujer más valiente del Perú, que estuvo a punto de obtener la Presidencia y cuyo único crimen es llevar el apellido Fujimori.
Pero así son las masas cuando se dejan cegar por el maligno, condenan al inocente tal y como hicieron con Cristo, el cual fue crucificado por las mayorías que siguen cualquier cosa que suene bien al oído.
Los fiscales Domingo Pérez y Vela no eran más que operadores políticos que pretendían ganar fama a costa de la desgracia de varias familias peruanas. Y El Fiscal General Chavarry tiene todas las prerrogativas para hacer los movimientos que considere pertinentes para el mejor funcionamiento de la Institución. 
El Ejecutivo no debe inmiscuirse en esas cuestiones y espero que el Congreso del Perú no se deje chantajear esta vez con mociones de confianza, si ésta llegara a ser presentada debe ser rechazada y pedir la vacancia de Vizcarra de manera inmediata. 
Si el Congreso cede una vez más se habrá consumado el Golpe de Estado en el Perú. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario