viernes, 28 de diciembre de 2018

Mi último post y mi despedida.





Imágenes inéditas del bautizo de Ernesto Vera en Cuba


 Vera siendo bautizado en la Iglesia Bautista de Santiago de Cuba 



Ya sé que esto causará revuelo. Pero qué hacer cuando todas las puertas se te cierran o incluso las de la iglesia de la cual eres miembro y que se supone te apoye en todo momento. Sólo espero que me alcancen las fuerzas para terminar de escribir este post.
Las últimas semanas para mí han sido horribles: enfrentando a empleadores despiadados, estafadores y que violan las leyes laborales de su propio país.
En esta sociedad chilena donde se mata a un indio por la espalda y donde se priorizan políticas contra los inmigrantes antes de solucionar los problemas de salud , educación y vivienda de sus propios ciudadanos.
Como soy cristiano considero que en todo hay un objeto y un motivo, pero la verdad estoy harto de tantas estafas, de tantas violaciones por parte de los empleadores y la discriminación latente en la mayoría de los chilenos: quienes creen que por uno tener un color de piel distinto merece un trato diferenciado.

Muchas preguntas me llegan a mi mente pero simplemente digo que estoy asqueado de convivir con gente sin palabra, que violan los contratos y que no evolucionan con los tiempos y siguen teniendo la mente del "patrón de fundo", ese que es dueño de sus inquilinos y de todo lo que está a su alrededor olvidándose que los trabajadores no son meros esclavos sujetos a su voluntad caprichosa.
Ahora quiero tocar otro tema que ampliaré en próximos programas: el papel de la iglesia y si realmente está ayudando a los inmigrantes que están documentados.
Puedo decir sin temor a equivocarme que la Iglesia Católica sólo está haciendo amagos de ayuda que a la postre de nada sirven porque no hay un programa efectivo de ayuda y en cuanto a las Iglesias Evangélicas puedo asegurar que han dejado el tema de los inmigrantes y los más desvalidos a un tercer plano. Preguntemos a los jerarcas de la Iglesia Evangélica que ayuda prestan y a qué se destinan los fondos.
Hace meses pedí una ayuda económica y aún la estoy esperando, incluso la pedí como préstamo se me respondió en la 1ra Iglesia Bautista de Temuco que no concedían préstamos ni tampoco ayudas. Es una vergüenza, porque en mi caso soy miembro y bautizado desde cuba en la Iglesia Bautista.
Las Iglesias están más preocupadas en construir templos para competir con otras denominaciones y para su orgullo personal.
Templos que en su mayor parte están medio vacíos o a medio llenar. Para qué gastar el presupuesto en obras suntuosas cuando ni siquiera cuentan con los pastores suficientes.
Bueno, esta es una de las primeras denuncias que haré.
Quiero agradezco a todos los que me han apoyado, han sido los menos pero su ayuda ha impedido que yo ande en los basureros de esta ciudad. Gracias a los amigos y hermanos de Miami, y a los muy pocos chilenos que me han dado techo y comida.
Quizás sea éste sea mi último post, no se si despierte mañana.Han sido demasiados los golpes.
Que Dios se apiade de mí y de este país tan frío.
Simplemente digo como dijo Cristo ante tanta maldad, robo y deshonestidad: "Mi reino de este mundo".

   

2 comentarios:

  1. Es una pena Ernesto que Chile te haya tratado así. Sobre las iglesias no me pronuncio porque no creo en ellas. Sólo creo que la frialdad que menncionas no debería sentirla ningún extranjero. Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  2. Regale un pescado a un hombre y tendrá alimento para un día.. Enséñale a pescar y tendrá alimento toda la vida

    ResponderEliminar