miércoles, 31 de octubre de 2018

El linchamiento de Keiko Fujimori

Era sabido que el juez Concepción Carguancho se sumaría a la petición del Fiscal Domingo Pérez, quien a su vez actúa como títere del nuevo dictador de Latinoamérica Martín Vizcarra.
Ha caído el estado del derecho en el Perú. Sin elementos de convicción suficientes y solamente basándose en los testimonios, sin corroborar, de testigos encapuchados, Keiko Fujimori ha sido condenada ya a 36 meses de privación de libertad. Ellos le llaman prisión preventiva, ¿pero es que acaso cabe tal imposición cuando la Fiscalía lleva investigando los aportes a la campaña de Keiko desde hace 2 años? ¿Qué más necesitan investigar? O es muy incompetente este fiscal o simplemente actúa en consonancia con el ejecutivo para silenciar a la oposición.
Mientras en el Perú la gente muere de hambre y la anemia hace estragos, mientras la violencia no deja un minuto tranquilo al ciudadano de a pie, Martín Vizcarra se ha propuesto linchar a sus principales oponentes políticos.
En el caso de Keiko se le acusa de ser líder de una organización criminal, ¿de cuál? Pues de su propio partido Fuerza Popular. Y el fiscal sostuvo su petición de 36 meses de privación de libertad. Cabe preguntarse si la primogénita de Alberto Fujimori tendría en su mente fugarse del Perú. Quienes seguimos la historia sabemos que no. Ella ha afrontado todos los procesos que se han abierto en su contra, incluso no se fue cuando el derrocamiento del régimen encabezado por su padre. Todos en su familia le pedían que huyese pues venían por su cabeza, sin embargo, ella permaneció en su Patria.
Han dictado prisión provisional teniendo en cuenta las conversaciones inofensivas y poco protocolares de un chat, así como de que está casa con un gringo.
Es vergonzoso ver a un juez con tan poca instrucción copiar y pegar los alegatos de la Fiscalía y actuar como un inquisidor a las órdenes de su emperador. 
Así están las cosas en el Perú. Esperemos a ver cuál será la reacción del fujimorismo y de esos millones que depositaron su voto a favor de la lideresa que ahora está en desgracia.
Las calles tienen ahora la palabra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario