martes, 14 de agosto de 2018

El secuestro de Sebastián Piñera

El pasado jueves iba yo en un colectivo cuando escucho por la radio a Sebastián Piñera en la ceremonia de proclamación de nuevos ministros. 
Lo primero que pensé fue: Pero ya? Sólo 5 meses transcurridos y ya el barco se hunde? Con que criterio fueron elegidos los ministros salientes? Era un gabinete técnico, político o simplemente se trataba de amigos del Presidente?
El ministro de Educación, Gerardo Varela, un inexperto en la materia, comenzó su gestión diciendo disparates, lo mismo ocurrió con la Ministra de Cultura. 
Luego vino el discurso increíble de Piñera para justificar los cambios en el gabinete. Un discurso que ni él se lo podía creer. Afirmó por ejemplo que estaban trabajando hasta el cansancio dando lo mejor de sí para sacar al país hacia adelante. Y me pregunto si han dado todo lo mejor qué nos queda por ver? Este 14 de agosto ha trascendido la noticia de que el recién nombrado Ministro de Cultura Mauricio Rojas presentó su renuncia.
Chile se ha estancado. El Parlamento no legisla, el sistema judicial no está procesando a los culpables de corrupción del gobierno anterior, el desempleo que hace ola, la salud pública en su peor momento y una Reforma al Sistema Educacional que no sale porque los duelos del negocio son amigos de los señores del nuevo gobierno. 
ISAPRE No sirve, FONASA sirve menos. A dónde va un país sin educación, sin salud y sin que entren las tan cacareadas inversiones que escuchamos durante la campaña. Los inversionistas no se animan y desgraciadamente la Constitución Chilena no prevé las elecciones de medio término que tanto ayudan a destrabar las crisis institucionales.
Me da pena que los chilenos cada 4 años vayan de una decepción a otra, es lo único que explica que la derecha y la izquierda se hayan alternado en el poder y que ninguno de los "Frentes" hayan podido imponer a sus candidatos como una continuidad.
El único "logro" de Piñera fue su propuesta para una nueva "Ley de Inmigración" , en eso si fue muy ágil el mandatario, solo para dar satisfacción a una minoría racista y extremista que ven a los inmigrantes como enemigos. 
Pero es que los inmigrantes no son el mayor problema de Chile. Porque antes que la ola de haitianos y venezolanos llegaran ya la salud aquí era una basura y los estudiantes salían a las calles exigiendo una Educación más accesible y de calidad. Mucho antes que un haitiano vendiera su primer "super 8" ya la mayoría de la población reclamaba por el fin de las AFP. Y no olvidemos que el 99 por ciento de los crímenes acá son cometidos por los propios chilenos según las estadísticas ofrecidas por instituciones oficiales.
Vi unas declaraciones de José Antonio Kast afirmando que la derecha chilena estaba acomplejada. Y creo que tiene mucha razón. Desafortunadamente Kast no cuenta con suficiente apoyo popular para llegar a la Presidencia del país.
En cambio Piñera sabe que si quiere llegar a terminar su mandato tendrá que andarse muy fino, y negociar con la izquierda cada decisión que tome a partir de ahora o terminará con un impeachment.
Esa es la triste realidad que hoy enfrentan todos los seguidores de "Chile Vamos": un presidente maniatado. 
La izquierda ya secuestró a Sebastián Piñera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario