viernes, 18 de mayo de 2018

Alejandro Fernández y su inesperada visita a Cuba

Alejandro Fernández está en Cuba. No vino en búsqueda de una mulata, tampoco ha dar un concierto benéfico en favor de todos los pobres de aquella tierra. Llegó de incógnito, sin querer dar una entrevista.

Fue a satisfacer su morbo por lo pobre de la peor manera: visitando barrios pobres de la Habana Vieja y cenando en Paladares. Escogió el mismo camino de las Kardashian, Madonna y Rihanna.
Sigo recomendando a estas figuras de renombre no visitar países que son gobernados por dictadores, pero si optan por hacerlo, entonces deberían entregar todo su talento artístico a la masa de esclavos.
Tienen pan... pero les falta circo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario