miércoles, 30 de mayo de 2018

Aumenta la cifra de suicidios en Cuba

Hoy quiero hablarles del suicidio y de cómo una realidad enluta a miles de hogares en Cuba.
Generalmente se tiene al cubano como una persona alegre y muy extrovertida, pero eso no es más que una generalidad aceptada erróneamente por aquellos que en el extranjero no manejan estas cifras que les proporcionaré ahora.

Casi 9000 cubanos se quitaron la vida entre los años 2013 y 2017, según reportes del periódico oficialista Escambray
La mayoría de los suicidios están relacionados con conflictos familiares y de pareja. En algo sí debemos coincidir y es que los cubanos somos muy melodramáticos, dados a los escándalos y a las tragedias.
En Cuba, el suicidio es una de las principales causas de muerte. No debemos olvidar que hay otro alto porcentaje que queda sólo en la tentativa, pero, aunque el desenlace no es fatal queda la el trauma familiar.
Nunca olvidaré el cuerpo incinerado de una vecina cuando se la llevaban de su casa en una ambulancia hacia el hospital. No diré su nombre, pero imagino que esa misma imagen tiene que haber quedado grabada para siempre en la mente de su nieta que sólo tenía 5 años cuando la señora corría por el efecto de las llamas. 
El suicidio es un retrato que nos muestra el fin de la fe de muchos: la pérdida de la fe en el amor, en un proyecto de vida. Es el momento del no retorno, pérdida que se queda con los testigos de la ausencia. 
Demonios que se adueñan de un alma, un ser oscuro que reclama a tu oído, parsimonia que te engañó. 
Dicen que nuestras vidas pertenecen a Dios, que solo él puede despojarnos de ese milagro. Yo creo que no existe desilusión, pena, pérdida que merezca nuestra rendición. 
Mi corazón esta noche con todas las familias que no saben hoy cómo sobrevivir a la pérdida por suicidio. Creo que les bastaría con robar ese poco de amor y de fé que a otros faltó. Y continuar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario