domingo, 8 de abril de 2018

Lula da Silva en Prisión


Ya Lula Da Silva se encuentra en una celda donde cumplirá los 12 años de privación de libertad que le impuso el juez Sergio Moro por el delito de corrupción.  Y después de todo el espectáculo armado por el Partido de los Trabajadores (PT) tengo algo que decir. Lo primero es felicitar a la justicia brasileña por haber mantenido su independencia a pesar de todas las presiones y lo segundo tiene que ver más con mi desprecio hacia esa izquierda corrupta que ha gobernado en América Latina.

Cuando supe lo de la sentencia de Lula nunca creí que este señor pagaría efectivamente por los delitos cometidos. Durante su gestión se robó como nunca en el Brasil, amparado o escudado en la supuesta “Revolución Social” que nunca fue tal y apoyado por una masa ciega, ávida de regalos y subsidios.
Pero cuando los Tribunales comenzaron a desestimar las apelaciones del líder del (PT) me dije ¡al fin habrá justicia! Y es que mucha gente aún no se percata que la corrupción es culpable también de los hambrientos, de la falta de empleos, de los sueños que se truncan. Cada centavo malversado, cada fondo desviado, pertenece al pueblo. Por eso me indigna ver al club de expresidentes totalitarios de Latinoamérica dándose la mano y apoyándose mutuamente alegando una persecución judicial.
Lula no es un perseguido político. Lula es un vulgar ladrón, que en nombre del pueblo ha robado y se ha beneficiado de su posición para adquirir lujosas propiedades.
Ahora sólo falta que la Justicia también avance en Argentina, Venezuela y Ecuador. Los vientos soplan a su favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario