jueves, 15 de febrero de 2018

Los rostros de la traición en Venezuela

Lo que ocurre en Venezuela es una mezcla de traición y complicidad de la clase política + la inacción de las democracias en América Latina.  Desde el 2014 existe una crisis sin precedentes en Venezuela: cientos de presos políticos, 25 000 muertos al año por la violencia y hambre por doquier.  Y este capítulo no parece tener fin ante la incapacidad de la oposición y la tibieza de las sanciones impuestas por la Unión Europea y el “Grupo de Lima”.
En mi opinión éstos son los culpables de la tragedia, de mayor a menor encontramos a:
Henrique Capriles: 2 veces fue candidato a la presidencia. Se dejó robar las elecciones y hasta criticó a Leopoldo López por mantener una oposición más de calle y exigir la salida del régimen de Nicolás Maduro.
Capriles también permitió que el CNE robara el Referendo Revocatorio y apuesta por la participación de la oposición en el nuevo fraude que tendrá lugar el 22 de abril.
Julio Borges: presidente del Partido Primero Justicia ha sido uno de los impulsores del diálogo para darle oxígeno al régimen de Maduro. Aún a sabiendas de que se avecina una farsa electoral insiste en recabar no se sabe qué apoyos en una gira internacional. Su paso como presidente de la Asamblea Nacional fue nefasto para las aspiraciones del pueblo venezolano.
OEA: Organismo totalmente incapaz de hacer frente a la situación de crisis que se vive en Venezuela. Ni una sola votación vinculante ha podido aprobar por lo que ha derivado sus responsabilidades en el incompetente “Grupo de Lima”.
Ante el desastre diplomático y la cobardía de los líderes de la oposición sólo quedan dos alternativas: la rebelión popular, manifestada a través de una huelga general y la desobediencia civil y del otro lado una intervención militar de los Estados Unidos que ponga fin al genocidio del cual es víctima el pueblo venezolano.
Lo políticamente correcto no tiene cabida en situaciones extremas. Una gira del Secretario de Estado Rex Tillerson no cambiará la situación mientras los Estados Unidos sigan comprándole petróleo a Venezuela.
Un régimen como el de Maduro, que está siendo apoyado por Irán, Cuba y Rusia no va a ceder el poder mediante gestiones diplomáticas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario