miércoles, 14 de febrero de 2018

El Amor que mata, el amor que das


Mis palabras van al amor que casi apagó tu vida llenándote con la vida misma. Mis palabras van dedicadas a ese amor al cual alimentaste con un beso, que protegiste de los comentarios de terceros. Ese amor que estaba más cerca cuando se alejaba. Quizás aún no sepas si fue pesadilla o récord imposible de superar.
Hoy quizás despiertes entre nuevos besos, deseos de ver al nuevo amor retornar del trabajo para repetir esas sábanas mojadas. Si tienes el privilegio de resucitar la emoción y la duda da gracias al milagro con una mayor entrega.
Escribo para recordar esos amores imposibles que llenaron cuadernos en la adolescencia, el primer amor envuelto en locura y hasta para el más sosegado casi envuelto en amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario